O vista cansada, es la disminución de la capacidad que tiene el ojo de acomodación. 

La presbicia se detecta ante la dificultad de leer o escribir. Un signo típico de la persona présbita es la tendencia de alejarse del texto al mirar de cerca. 

A partir de los 40 años es cuando suele aparecer la presbicia. Su aparición se puede deber a varios factores como la diabetes, la anemia, una alimentación pobre o incluso por el desarrollo de algunas profesiones asociadas a condiciones visuales en visión próxima, que aceleran la aparición del problema, como trabajar muchas horas ante el ordenador. 

La presbicia aumenta hasta los 70 años, así que es recomendable hacerse una revisión cada dos años para adaptar las lentes a las dioptrías. 

 


¿Cómo ve un présbita?