La hipermetropía es un trastorno de la visión en la que los rayos luminosos que penetran el ojo convergen en un punto posterior a la retina. Es decir, se trata de un defecto contrario a la miopía. 

El ojo hipermétrope tiene dificultad para enfocar objetos que se encuentran más cerca, que son los que precisan una convergencia más elevada para ser vistos correctamente. Por eso, el problema principal de esta dolencia, y los síntomas más evidentes, es que el ojo capta una visión borrosa de los objetos cercanos. 

 

(Pase el ratón por encima de la imagen para experimentar cómo la vería una persona con hipermetropia)