En el caso del astigmatismo, como la córnea no es esférica, los rayos luminosos se dispersan y, por tanto, la imagen que se forma en la retina es borrosa. 
Estos trastornos son casi siempre congénitos, es decir, que se manifiestan ya desde el nacimiento y se ha observado que una predisposición hereditaria en su manifestación. Casi todos los astigmatismos son de nacimiento i es caracterizan por la deformación de la córnea. 
Los síntomas de esta dolencia son debidos sobretodo al esfuerzo que tiene que realizar el ojo para mejorar el enfoque y a menudo se presenta después de realizar una actividad visual como leer, trabajar con poca luz, la luz inadecuada o de noche. 

 

(Pasa el ratón por encima de la imagen para experimentar cómo la vería alguien con astigmatismo)

Visión Normal